El entrenador ayudante en baloncesto de formación

 Autor: José Gabriel Alemany

        Pretendo dar una opinión particular sobre la importancia, sobre  la inestimable ayuda que presta el entrenador ayudante o equipo técnico en un equipo de formación. El contenido a continuación expuesto no pretende ser exhaustivo y es complementario a la bibliografía expuesta al final de la página.

Condiciones que debe tener un entrenador ayudante:

-         Pasión por el baloncesto. La pasión se transmite.

-         Ser sociable. Que disfrute dentro del grupo y que con un ejemplo vivido los jugadores / as vayan aprendiendo a desenvolverse en un grupo.

-         Absoluta lealtad y honestidad con el entrenador principal y el club. La idea motora de equipo y de colaboración tiene que partir de aquí, si el equipo técnico funciona bien la unión será mayor que la mera suma de las partes y lo podremos extender también al equipo.

-         Comunicación entrenador, entrenador ayudante. Tienen que tener sus objetivos de temporada, de ciclo, de la semana muy claros. Es fundamental evaluar con los ayudantes los objetivos de equipo, programar conjuntamente y luego evaluar los entrenamientos y los partidos conjuntamente. Los resultados y la calidad, e intensidad de entrenamientos y partidos será mayor. Los jugadores podrán tener mucha más retroalimentación de lo que hacen bien y hacía donde queremos que vayan y por qué.

 

Aspectos positivos de la figura del ayudante:

-         Mantenimiento de una intensidad alta a nivel físico e intelectualmente. Desgraciadamente el entrenador tiene altibajos anímicos y físicos a lo largo de la temporada, que los jugadores (más siendo jóvenes) captan y que hacen que baje el rendimiento global del equipo. Una buena planificación realista, compartida con los ayudantes y la asunción de responsabilidades de los ayudantes hacen que se aminoren estos altibajos e incluso que el equipo se enriquezca con esta sinergia de fuerzas del equipo técnico.

-         Mayores elementos de análisis, de evaluación, de calidad a la hora de planificar, desarrollar y evaluar el trabajo de un equipo.

-         Más intensidad y calidad en entrenamientos. Mayor control del trabajo de los jugadores. Centrándonos cada uno en un aspecto. Por ejemplo en que determinados jugadores/as cierren el rebote.

-         Mayor seguridad en el entrenamiento. Es mucho más fácil, controlar situaciones que puedan afectar a la seguridad del entrenamiento, y detectar y tratar de la manera adecuada las posibles lesiones de los jugadores.

-         Mayor rendimiento y consistencia en la dirección de partidos. Los entrenadores como personas que son tienen una capacidad de atención y energía limitadas. Así primero repartiendo tareas: temas administrativos, calentamiento, aspectos tácticos particulares, estado anímico de los jugadores, lesiones fortuitas y segundo teniendo los dos una idea global de lo que sucede en el partido hará que la asunción de decisiones tácticas sea más ponderada y más creativa.

-         Todos los jugadores tienen un día malo, a todos los equipos les entra una pájara  en algún partido y reconozcámoslo a todos los entrenadores también nos pasa; si tenemos un ayudante leal, capaz y acostumbrado a asumir responsabilidades, puede que la pájara sea mínima y puede que él con su fuerza levante al otro entrenador y al equipo.

-         Lectura y proposición de diferentes situaciones tácticas. 4 ojos ven más que 2. En los partidos, en el entrenamiento, en la planificación. 

Conclusiones:

  • La figura del entrenador ayudante en la base es fundamental para hacer un trabajo de calidad a la hora de planificar, entrenar y dirigir partidos.

  • A partir de unas cualidades mínimas podemos conseguir un ayudante que produzca una sinergia impresionante en el trabajo del equipo.

  •  Este ayudante es en el presente y puede en el futuro ser muy útil al Club.

  • El entrenador ayudante aprende del entrenador principal y el entrenador principal aprende de su ayudante y de la evaluación que los dos hacen del equipo constantemente.

  • El entrenador ayudante equilibra la dirección técnica del equilibrio y permite mantener una mejor sintonía con los jugadores / as del equipo.

  • Es fundamental mantener motivado al ayudante, haciéndole sentirse útil y participe de las decisiones técnicas. 

En toda película hay un director que tendrá la ultima palabra en las decisiones, también hay un equipo, director de fotografía, ambientación, guionistas, montaje,... y los interpretes que aportando su talento y esfuerzo dan forma a la película.

 

Bibliografía acerca del trabajo del entrenador ayudante:

RILEY, PAT. “Forjador de éxitos, Como optimizar el trabajo en equipo”. Editorial Grijalbo. 1995.

GOMELSKI, ALEXANDER. “Baloncesto, La dirección del equipo”. Editorial Hispano Europea. 1990.

COMAS, MANEL. “Staff técnico, sus funciones” dentro de la colección “Baloncesto más que un juego”. Editorial GYMNOS. 1991.

PETERSON, D. "Mi Credo Baloncestístico". Federación de Baloncesto de Madrid. 1991.Fundamental para el joven entrenador, y para el repaso periódico.

 

Autor: José Gabriel Alemany
Entrenador Superior de Baloncesto

 

Si quieres hacer algún comentario de este contenido, por favor escribe a: contacto@jgbasket.com o en  Entrenar Baloncesto Foro